Mariano Benlliure

Nuestro Padre Jesús Nazareno, de Mariano Benlliure

Biografía Mariano Benlliure

Mariano Benlliure y Gil

Mariano Benlliure nacido en Valencia el 8 de septiembre de 1862 en la calle del Árbol (en la actualidad calle Baja) fue bautizado en la Iglesia de la Santa Cruz, convirtiéndose años después en uno de los integrantes de la familia Benlliure, una familia, por cierto, repleta de artistas.

Mariano Benlliure y todos sus hermanos nacieron en su casa familiar, la cual hasta hace bien poco contenía un panel azulejero con el siguiente mensaje ‘escaleta de las celebritats’ traducida del valenciano como escaleta de las celebridades.

Y es toda la familia tuvo una parte artísticas memorable que dejaron sin duda una enorme huella en la ciudad de Valencia.

Pero, a parte, en el mismo edificio también vivieron durante muchos años de sus vidas personajes de la farándula valenciana, reconocidos artistas del mundo de las artes, del torero y diferentes famosos de la época como es el caso de Mister May o Garryfo.

Quién fue Mariano Benlliure

Mariano Benlliure fue un memorable escultor del siglo XIX, quien recibió una extensa formación, tanto en la ciudad de Valencia como en la capital de España: Madrid.

También traspasó las fronteras para estudiar con el pintor Francisco Domingo Marqués en Paris, quien dejó una marcada influencia en su estilo artístico de la escultura. Es más, a partir de su etapa parisina, Mariano Benlliure comenzaría a volcarse en la excelencia de los efectos pictóricos de sus obras.

Pero sus viajes no acaban aquí, pues como gran artista también se trasladó a Roma una temporada, en concreto en el año 1879, atraído por supuesto, por la admirable obra de Miguel Ángel.

No obstante, ocho años más tarde estableció su residencia definitiva en Madrid, ciudad que por cierto fue testigo de sus numerosas participaciones en exposiciones nacionales de renombre, como es el caso de la Exposición Nacional de Bellas Artes, consiguiendo a su vez gran fama en este sector.

Tanto fue así que innumerables críticas apoyaban su trabajo hasta que se convirtió en uno de los artistas más influyentes de su época.

 

Ruta Mariano Benlliure en Valencia

Casa Museu Benlliure (València), Retrat de Peppino, de Mariano Benlliure

Más de treinta puntos de interés sobre la vida y obra de Mariano Benlliure integran la ciudad de Valencia, su tierra natal. Se trata de un itinerario virtual en el que se puede conocer y disfrutar tanto su obra como muchos de los hitos más importantes de este escultor.

La producción artística de Mariano Benlliure puede visitarse de manera cronológica contemplando su biografía y las diferentes esculturas fruto de su creación.

Desde el centro histórico de la capital del Turia hasta la playa de la Malvarrosa con diferentes las paradas que muestran parte de su hermosa obra artística, vinculado siempre a la ciudad tanto en su vida personal como profesional.

Y es que durante su carrera artística no dejó de relacionarse tanto con su tierra natal, Valencia, como con diferentes autores del mundo artístico valenciano como Vicente Blasco Ibáñez, con quien entabló una profunda amistad, o Sorolla.

Casa natalicia Mariano Benlliure (c/Baja, 36)

Casa natalicia. Mariano Benlliure

Como se ha indicado en su biografía, el escultor Mariano Benlliure Gil nació un 8 de septiembre de 1862 en el número 14 de la calle Árbol.

No obstante, con los años, esta calle cambió de nombre y hoy la podemos encontrar como calle Baja, número 36.

De este espacio podemos destacar que albergó una pequeña escuela de pintura, instaurada por el mismo Mariano Benlliure.

Y como no, la citada placa ‘Escaleta de celebritats’ junto a la que, en la actualidad, otra placa conmemorativa recuerda al escultor.

 

Plaza del Carmen

Próximo a la vivienda de los Benlliure se encuentra la plaza del Carmen, espacio que también tuvo mucho que ver con el legado de Mariano Benlliure, pues fue en esa plaza, en la parroquia de Santa Cruz donde el afamado escultor valenciano fue bautizado.

Y precisamente por la importancia de este lugar, contiguo al mismo se encuentra el Monumento dedicado a Mariano Benlliure, en concreto en la calle del Padre Huérfanos.

Se trata de una fuente escultórica inaugurada en el año 1964 por el Ayuntamiento de Valencia en homenaje al artista Mariano Benlliure Gil.

En la escultura intervinieron diferentes artistas: fue diseñada por el arquitecto Román Jiménez, fundida a bronce por Ignacio González Sellás a partir del mismo yeso original que Benlliure había diseñado en 1928 para el Monumento a la marquesa de Pelayo en Santander.

Y además la fuente lleva una inscripción en la parte posterior que cita: ‘Valencia a Mariano Benlliure’ y junto a la misma se puede encontrar un medio relieve del artista realizado por Joaquín Sorolla.

Centro del Carmen (c/Museo, 2)

El hoy conocido como el centro del Carmen es un antiguo convento que previamente albergó el Mueso de Bellas artes, en concreto durante los años 1839 a 1939. Y precisamente fue en este hermoso espacio en el que Mariano Benlliure junto a sus hermanos vivió muchas mañanas de domingo.

Si bien, años más tarde y tras confeccionarse allí el museo, fue su hermano José encargado de dirigirlo, así como de presidir la Real Academia de Bellas Artes que también se situó en este mismo edificio.

Dentro del convento, entre otras de las muchas obras maestras podemos destacar el Mausoleo de Vicente Blasco Ibáñez, que data del año 1935 y que fue creado por el propio Mariano Benlliure.

Asilo del Marqués de Campo (c/Corona, 34)

En este antiguo asilo Marqués de Campo es donde Mariano Benlliure recibió sus primeras clases cuando apenas era un niño.

Y es que ya en párvulos comenzó a demostrar sus grandes y especiales dotes para la escultura mediante el modelaje de figurillas de santos de barro y de cera que hacían para las Hermanas de la Caridad, las religiosas que se encargaban se su educación.

Real Colegio de las Escuelas Pías en Valencia (c/Carniceros, 6)

Este fue el centro en el que Mariano Benlliure recibió su formación antes de trasladarse a Madrid (1871). También en las Escuelas Pías fue donde su hermano José y el conocido Blasco Ibáñez se formaron.

¡Y en relación a su obra y este su centro de formación podemos hablar de ‘Accidenti!’ su obra de 1884 inspirada en una anécdota de su infancia precisamente en esta escuela.

Y es que un día durante la eucaristía cantada le tocó llevar el incensario, con tan mala suerte que se volcó quemando parte de sus dedos. Tal y como recordaba Mariano, aquel día pasó mucha vergüenza, pero le sirvió para la creación de ‘El Monaguillo’.

Casa- Museo Benlliure (c/Blanquerías, 23)

La ciudad de Valencia cuenta con el estupendo museo de la casa de los Benlliure que contiene no solo una inmensidad de obras de artistas valencianos, pero también internacionales, sino además los vestigios de lo que fuera la residencia de esta reconocida familia de artistas valencianos.

Monumento al Marqués del Campo (Plaza de Cánovas del Castillo)

Por mediación del Ayuntamiento de Valencia se alzó en Valencia el monumento al marqués de Campo en el año 1885, en reconocimiento a la generosidad de este personaje. Y precisamente el encargado de realizarlo fue Mariano Benlliure, motivo por el cual guarda estrecha relación con la misma.

Dicho trabajo le llevó 26 años. Y el resultado final es un conjunto de bronce formado por Marqués y su hijo adoptivo sobre un pedestal rodeado por un grupo de esculturas que evocan la caridad, el ferrocarril, el gas y la marina.

Monumento al Pintor José Rivera (Plaza del Poeta Llorente)

Otro de los monumentos, obra de Mariano Benlliure es el que realizó al pintor José de Ribera, y fue inaugurada en la plaza del Temple en el año 1888.

Círculo de Bellas Artes de Valencia (c/ Cadirers, 5)

Y como no podía ser de otra forma, Mariano Benlliure en defensa del arte colaboró en numerosas ocasiones con artistas e intelectuales de la época. Y es la Sede del Círculo de Bellas Artes que durante los años fue cambiando de emplazamiento.

Teatro Principal (c/Barcas, 15)

La relación que el Teatro Principal de Valencia tiene con los hermanos Benlliure tiene su origen en un 28 de abril del año 1895 cuando el Ateneo Científico, Artístico y Literario de Valencia homenajeó a Mariano y a José Benlliure en el Teatro Principal.

Y fueron precisamente los hermanos quienes transformaron dicho evento en un acto benéfico a favor de las familias de las víctimas del hundimiento del crucero bajo el nombre ‘Regne Regente’ el 9 de enero de ese año.

Y organizaron el evento mediante la decoración del teatro promoviendo la exposición artística en su vestíbulo para recaudar más fondos.

Asimismo, los hermanos también aportaron su granito de arena mediante la donación de diversas obras. Acción que fue seguida por otros artistas como Pinazo, Muñoz y Sorolla, entre otros.

Palacio del Marqués de la Escala (Plaza de Manises, 3)

El Palacio del Marqués de la Escala es uno de los lugares que alberga grandes obras del artista que nos concierne, Mariano Benlliure, entre las cuales están el grupo de en mármol ‘Canto de amor’ que data del año 1889, pero también ‘El tercer aviso’  y ‘Toro marrajo’ ambas obras del año 1900.

Real Colegio Seminario Corpus Christi (Nave, 1)

Colegio Seminario Corpus Christi Valencia

Y precisamente el Real Colegio Seminario del Corpus Christi se encuentra presidido por una de las mayores obras de Mariano Benlliure, que es la Estatua del beato Juan de Ribera, que data del año 1896.

Se trata de uno de los conjuntos arquitectónicos de la época renacentista más importantes de entre todos lo que se encuentran en la ciudad de Valencia.

Asimismo, el museo del Patriarca contiene el boceto en terracota que fue empleado por Benlliure precisamente para confeccionar esta escultura.

Y es que fue Juan de Ribera, ahora conocido como San Juan de Ribera, patriarca de Antioquía y arzobispo de Valencia quien fundó el Colegio del Corpus Christi con la finalidad de ofrecer una formación al clero, pero también para ser lugar de veneración de la Eucaristía.

Palacio de la Generalitat (c/ Caballeros, 2)

Uno de los edificios más emblemáticos de la capital del Turia, así lo saben bien los valencianos, es el Palau de la Generalitat y del Consell, en cuyo patio puede verse ‘El infierno de Danta’ obra de Mariano Benlliure del año 1900, en la que se representa el pasaje de La Divina Comedia.

Plaza de Mariano Benlliure

Y la plaza bajo su propio nombre es la antiguamente conocida plaza de la Pelota, que en el año 1900 cambió su nombre a plaza de Mariano Benlliure.

Calle del Pintor Sorolla

Y ¿qué tiene que ver Sorolla con Benlliure? Que ambos eran grandes artistas y compartieron una época. Y precisamente por esa relación la placa de la calle ‘Pintor Sorolla’ fue moldeada por Mariano Benlliure.

Monumento a Cervantes (c/ Gillem de Castro)

Fue Mariano Benlliure quien con motivo del tercer centenario de la publicación de El Quijote en el año 1905 erigiera una escultura en honor a su autor: Miguel de Cervantes. Se trata de una escultura de bronca que ocupa un lugar destacado en los jardines de Guillem de Castro.

Palacio de la Exposición (c/ Galicia, 1)

Con origen en la Exposición Regional Valencia del año 1909 se divulgaron diversos avances culturales y técnicos de la región.

Muchas de las obras fruto de esos avances fueron conservadas en el palacio de Bellas Artes, hasta que con motivo de la Exposición Regional, Mariano Benlliure, Sorolla y otros artistas pusieron sus esfuerzos en la construcción en Valencia de un palacio dedicado a estos artistas con carácter permanente.

Pero finalmente esta idea fue desechada por falta de apoyo institucional. Sin embargo, una de las reliquias que todavía se conservan que Mariano Benlliure modelo la Medalla Conmemorativa.

Ayuntamiento de Valencia (Plaza del Ayuntamiento, 1)

Obra de Mariano Benlliure es el conjunto escultórico del Escudo de la Ciudad, Las Artes y las Letras, que ocupa la fachada principal del Ayuntamiento de Valencia. Y no solo eso, sino que al igual que las dos alegorías de relieve representativa de la Administración y la Justicia.

Jardín de la Glorieta (General Palanca)

En el popular Jardín de la Glorieta de Valencia se encuentra otra de las emblemáticas obras de Mariano Benlliure. Esta corresponde con el monumento al pintor Francisco Domingo, cuyo busto del artista fue cincelado en mármol por el escultor de los Benlliure.

Museo de la Ciudad (Plaza del Arzobispo, 3)

Y precisamente en la plaza del arzobispo está el Museo de la Ciudad en el que se puede descubrir una extensa e interesante colección de artistas municipales, obras que datan del periodo artístico comprendido entre los siglos XV y XX.

Dentro de esta extensa gama se puede visitar multitud de obras de los hermanos Benlliure, concretamente de Mariano y José.  Y si profundizamos un poco más, podremos encontrar el Busto de Joaquín Sorolla.

Museo Mariano Virgen de los Desamparados (Plaza del Almoina s/n)

Virgen de los Desamparados. Valencia

Virgen de los Desamparados

El Museo Mariano, en honor  a la Virgen María, como no podía ser de otro modo, se encuentra dentro de la Real Basílica de la Virgen de los Desamparados.

Todas las obras que contienen, en efecto, se encuentran vinculadas de uno u otro modo a la patrona de Valencia, la Verge dels Desamparats. Y como es de esperar, la devoción por la Virgen de los hermanos Benlliure los llevó a retratarla en diversas formas y mediante la utilización de diversos materiales.

Por ello, podemos encontrar el dibujo a grafito, carboncillo y clarión sobre cartón de la ‘Aparición de la Virgen de los Desamparados’ realizado por Mariano Benlliure en el año 1923.

Otra de las grandes obras es un Sagrado Corazón, hecho mediante talla policromada sobre terracota, la cual además porta un mensaje/ dedicatoria en el pie en el que puede leerse: ‘A la Virgen de los Desamparados en recuerdo de mi madre, Mariano Benlliure julio 1942’

Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí (c/ Poeta Querol, 2)

El Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias, emplazado en el palacio del marqués de Dos Aguas, tuvo su origen en la generosa donación de la colección de su fundador, Manuel González Martí, amigo personal de Mariano.

Entre sus amplios fondos podemos encontrar numerosas obras de su gran amigo, como es el caso de la pieza en cerámica: Gran jarrón con figuras de mujer (1925).

La cerámica ocupó un lugar destacado en la producción artística de Benlliure, tanto en su relación con la arquitectura como en esculturas y artes decorativas.

Su interés por esta técnica le llevó a instalar una sección especializada en el trabajo de este material en el estudio de su residencia madrileña en la calle de José Abascal.

Para ello contó con la colaboración de Vicente Camps, quien solía encargarse de formar los moldes. Entre los temas principales de sus cerámicas destacan aquellos centrados en la figura de la mujer y los niños.

Del mismo modo, cabe señalar que el archivo del Museo custodia un gran número de dibujos originales del escultor.

Museo Bellas Artes de Valencia (c/ Pío V, 9)

Museo de Bellas Artes de Valencia.

Mariano Benlliure realizó una generosa donación de obras al Museo de Bellas Artes, a través de su amigo González Martí y de la Real Academia de San Carlos, en 1940. Esta enriqueció los fondos escultóricos del Museo, considerado en la actualidad como uno de los centros de arte más importantes de España.

Años antes, en 1932, José Benlliure había tenido un gesto similar con algunas de sus obras, así como de su hijo Peppino y su hermano Juan Antonio. El Museo cuenta con una gran variedad de esculturas del artista, exhibidas de manera preferente en la Galería Benlliure.

Entre ellas se encuentra: un Autorretrato (1900) en bronce, al igual que Bailaora (1971), fundición póstuma a partir del original en yeso; Busto de Lucrecia Arana (ca. 1906) en mármol; el yeso del duque de Rivas (ca. 1927); Chula (1927) en cerámica vidriada y el modelo en escayola del Mausoleo de Joselito (1922), restaurado por el Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales.

De José Benlliure Gil destacamos: El Descanso en la marcha (1876) y Retrato de María Benlliure Ortiz (ca. 1905). En cuanto a Peppino Benlliure: La salida de misa en Rocafort (1915).

La NAU Centre Cultural de la Universidad de Valencia (c/ Universidad, 2)

Coincidiendo con la Feria de Julio, en 1942 la ciudad de Valencia brindó un gran homenaje a Mariano Benlliure. La mañana del 29 de julio, tras su paso por la basílica de la Virgen de los Desamparados, el artista se dirigió al Paraninfo de la Universidad, donde se celebró una sesión extraordinaria de la Real Academia de San Carlos en la que se le nombró presidente honorario de la misma.

Después, el rector de la Universidad de Valencia rindió también homenaje al escultor. Finalizado el acto en el Paraninfo, la comitiva se trasladó al Ayuntamiento. El cortejo fue precedido por la Guardia municipal de gala y la banda de música.

En el trayecto, con las calles engalanadas, los valencianos aclamaron efusivamente al artista. Ya en la Casa consistorial se le concedió la Medalla de Oro de la Ciudad y el alcalde, el barón de Cárcer, dedicó unas palabras a su paisano.

Posteriormente, Benlliure escribió en el álbum de la ciudad: «Agradecidísimo a Valencia en la que pongo toda mi alma. ¡Valencia que tanto quiero; nunca olvidaré este día!». Por la tarde, la sociedad Lo Rat Penat celebró una sesión en su honor y en la Plaza de toros tuvo lugar una corrida en su nombre.

Plaza de Toros (c/ Xátiva, 28)

El escultor solía acudir fielmente a las corridas de toros de la Feria de Julio en la Plaza de toros de Valencia. Allí se celebró una corrida en su honor el 29 de julio de 1942, dentro de los distintos actos con los que se homenajeó al artista en su ciudad natal aquel año.

A pesar de ello, Mariano Benlliure declaró en diversas ocasiones que de los toros tan sólo le interesaba su aspecto artístico.

Su producción cuenta con un notable número de obras de tema taurino, ya que Benlliure trabajó sobre este asunto desde muy joven.

En relación a ello cabe destacar la obra Frascuelo entrando a matar, modelada en cera, con la que se presentó en 1868 a su primera exposición, organizada por la Sociedad Económica de Amigos del País de Valencia.

El género taurino le proporcionó un gran éxito artístico, bien a través de sus pequeñas esculturas o sus grandes conjuntos, así como por sus retratos, pinturas y carteles.

Monumento Valencia Sorolla (Plaza de la Armada Española)

La ciudad de Valencia erigió un monumento en homenaje a su admirado Joaquín Sorolla (1863-1923) en la playa de la Malvarrosa. En su inauguración, el 31 de diciembre de 1933, estuvo presente su gran amigo Mariano Benlliure, autor del busto en bronce del pintor que forma parte del mismo.

Tras su derrumbe en la riada de 1957 el monumento fue situado en la plaza de la Armada Española, mirando de nuevo al mar Mediterráneo. Valencia decidió dedicar un monumento a Sorolla después de su fallecimiento.

En ese momento, Benlliure regaló a la ciudad el busto en mármol del pintor que había cincelado en 1919, conservado hoy en el Museo de la Ciudad.

Posteriormente, el Ayuntamiento proyectó incluir este busto en el monumento, pero el escultor, teniendo en cuenta cuál sería su ubicación, vio más conveniente fundir un busto en bronce a partir del modelado en 1918, ya fundido con anterioridad para The Hispanic Society of America.

Inicialmente, el monumento fue concebido con otro diseño, pero desde 1974 muestra su aspecto actual. En éste el busto de Sorolla, sobre pedestal, se enmarca entre la portada procedente del derribo del Banco Hispano-Americano de la calle de las Barcas

Museo de la Semana Santa Marinera (c/ Rosario, 1)

En 1943 Mariano Benlliure realizó el paso procesional de La Verónica por encargo de la Real Hermandad de la Santa Faz. Esta talla se conserva en el Museo de la Semana Santa Marinera junto a otras de las imágenes que por tradición forman parte de esta fiesta profundamente arraigada en el distrito del Marítimo.

La Hermandad de la Santa Faz está vinculada a la parroquia de Nuestra Señora del Rosario, situada en El Canyamelar. Benlliure sentía un gran cariño por este barrio, ya que de niño vivió en el Poble Nou de la Mar.

Así pues, el artista aceptó gustoso la petición de modelar esta imagen con la que se reemplazó la anterior, desaparecida durante la Guerra Civil.

El escultor, que no quiso percibir por ella más que los gastos de materiales, la entregó personalmente a sus comitentes en 1944.

Mariano Benlliure ya había realizado algunas imágenes religiosas a lo largo de su trayectoria, pero es sobre todo en su última etapa artística cuando tuvo una mayor demanda de este tipo de obras, por razones evidentes.

Calle de José Benlliure

La antigua calle Mayor de El Cabanyal, una de las vías más importantes de este barrio, cambió su nombre por el del conocido pintor José Benlliure en 1893. La familia Benlliure-Gil se trasladó desde el barrio del Carmen a esta calle del Poble Nou de la Mar, entonces independiente de Valencia, en 1867.

José Benlliure Gil (1955-1937) a diferencia de sus hermanos sí nació en El Cabanyal, donde sus padres se encontraban pasando unos días de descanso junto a la familia paterna, oriunda de este poblado de pescadores.

En 1867 se instalaron en ese barrio, pero pocos años después los hijos comenzaron a viajar, primero a Madrid y después a Roma, con el fin de crecer artísticamente.

José se formó en un principio con el pintor Francisco Domingo, pasando luego a la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. Fue pensionado de pintura en la Academia de España en Roma, de la que fue director, tras su hermano Mariano que lo había sido entre 1901 y 1903.

A partir de 1912, José residió definitivamente en Valencia, donde continuó trabajando, sobre todo en temas costumbristas, y fue director del Museo de Bellas Artes y presidente de la Real Academia de San Carlos.

Plaza Juan Antonio Benlliure

Benlliure, se encuentra próxima a la iglesia de Santa María del Mar, así como al Edificio del Reloj y los Tinglados del puerto de Valencia.

En ella se localizan las Atarazanas del Grao, un edificio gótico destinado en origen a la fabricación y reparación de barcos, que en la actualidad se usa como sala de exposiciones de arte contemporáneo.

La saga de los Benlliure estuvo fuertemente vinculada con los poblados marítimos. Sus abuelos paternos procedían de una familia marinera de El Cabanyal y junto a ellos se trasladó la familia Benlliure-Gil en 1867.

Juan Antonio Benlliure (1860- 1930) destacó a lo largo de su trayectoria como retratista y a partir de 1907 fue profesor de pintura de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.

No queremos dejar de emplear también unas líneas para el primogénito de los hermanos, Blas Benlliure (1852-1936). Éste fue quién, por edad, más colaboró al principio de su carrera con su padre en su oficio de decorador.

Posteriormente, entre 1926 y 1931 fue conservador y restaurador del Museo de Arte Moderno, del que era director entonces su hermano Mariano.

La Casa- Museo Blasco Ibáñez

La Casa-Museo Blasco Ibáñez se sitúa en el mismo lugar de la Malvarrosa donde se encontraba el chalé del escritor inaugurado en 1902, del que es una reconstrucción. Vicente Blasco Ibáñez (1867-1928) fue íntimo amigo de Mariano Benlliure y Joaquín Sorolla, con quienes compartió su amor por Valencia y fama internacional.

Su amistad se fraguó durante 1894, año en el que Benlliure residió durante una temporada con sus padres en El Cabanyal. Los tres solían asistir a las reuniones del recién fundado Círculo de Bellas Artes y juntos conversaban también en el estudio del escultor en El Grao.

En 1896, Ibáñez se refugió en la casa de los Benlliure en Roma, ciudad a la que había huido por problemas políticos. Fue entonces cuando Juan Antonio Benlliure realizó el retrato del escritor que se conserva en su casa-museo.

Posteriormente, y ya en Madrid, Mariano Benlliure recibió constantes visitas de Blasco Ibáñez en su estudio de la Glorieta de Quevedo, donde modeló el busto del escritor hacia 1909. Éste fue fundido en bronce en 1936, un año después de entregar su mausoleo.

Cementerio del Cabanyal (Camino del Cabanyal, 18)

Mariano Benlliure falleció en Madrid el 9 de noviembre de 1947. Su cuerpo fue enterrado, siguiendo su voluntad, en la tumba de sus padres en el Cementerio de El Cabanyal.

En ésta, diseñada por Javier Goerlich en 1913, se encuentran los retratos de María Ángela Gil (1829-1907) y Juan Antonio Benlliure (1832-1906), modelados por el escultor en un busto unido, y su autorretrato en relieve.

En la placa con su autorretrato puede leerse: «Impresión de mi cabeza/para la tumba de mis queridos padres/permitiendo su reproducción/Mariano Benlliure y Gil/Madrid 1940/78 años». El 11 de noviembre de 1947 el cuerpo sin vida del artista llegó al Ayuntamiento de Valencia, donde se instaló la capilla ardiente.

Al día siguiente el cortejo fúnebre fue a la basílica de la Virgen, como era costumbre en Benlliure en cada uno de sus viajes a Valencia. A su paso por la plaza rotulada con su nombre se guardaron unos minutos de silencio.

Tras la visita a la Mare de Déu pasaron por la casa natalicia del escultor en la calle Baja y por la cercana Escuela de Bellas Artes.

La comitiva se despidió en la Alameda, desde donde un grupo más reducido lo acompañó hasta el Cementerio de El Cabanyal. Su sepultura está situ.

Cementerio General de Valencia c/ Santo Domingo de Guzmán, 27)

El Cementerio General conserva un su interior un rico patrimonio histórico y artístico, como es el caso del Panteón de la familia Moróder (1907), obra de Mariano Benlliure. También se encuentran aquí el

panteón de José Benlliure Gil y su hijo Peppino, así como el de Joaquín Sorolla, entre otros. En la actualidad, se pueden realizar visitas guiadas al cementerio a través del Museo del Silencio.

Benlliure llevó a cabo diversos monumentos y lápidas funerarias, entre los que destacamos el conocido Panteón de la familia Moróder (1907), situado en la sección 1a derecha, no 102D.

También el medallón con la efigie del poeta Vicente W. Querol (1891) en su panteón familiar, sección 1a izquierda, no 46, y la lápida de Emilio Álvarez Cervera (1927), dedicada: «[…] Con fraternal cariño/Mariano Benlliure», sección 6a derecha, no 15, 2a tramada. La tumba del torero Fabrilo fue realizada por Teófilo de la Rosa según el diseño de Mariano Benlliure.

Asimismo, en el Cementerio General se halla el Panteón de José Benlliure Gil y Peppino, decorado con una escultura fundida en bronce en 1967 a partir del yeso original de una figura de Mariano Benlliure, sección 3a derecha, no 53.

Museo Lladró. Ciudad de Porcelana (Ctra. Alboraya s/s Tavernes Blanques)

El Museo Lladró cuenta en sus colecciones con una excelente selección de obras de artistas valencianos, de los siglos XV al XX, entre los que destacan Mariano y José Benlliure, así como Joaquín Sorolla.

El recorrido por el Museo nos permite contemplar varias obras de Mariano Benlliure, como son: Juego de jarra y dos copas (1911), en plata, bronce dorado y vidrio; dos relieves en escayola que reproducen el bajo relieve del plinto de la Estatua ecuestre de la reina Victoria Eugenia (1922), en el que se representa un desfile en honor del regimiento de la reina, y una copia en bronce de la Fuente de los niños, realizada en 1997 a partir de su yeso original conservado en el Museo de Bellas Artes de Valencia.

En el caso de José Benlliure podemos observar dos de sus lienzos: Niño en traje del siglo XVIII (1872) y Ofrenda floral a la Virgen (ca. 1888).

Museo Mariano Benlliure (c/ San Cayetano s/n Crevillente. Alicante)

A pesar de no encontrarse en la ciudad de Valencia, esta ruta no podía dejar de dedicar un espacio al museo monográfico de Mariano Benlliure de Crevillente, dada su importancia.

Este museo alberga en la actualidad una amplia colección de obras del escultor, especialmente modelos y bocetos en escayola, con la que el visitante puede profundizar en su producción artística. Además, parte de su recorrido muestra una selección de materiales del archivo personal de nuestro escultor, así como obras realizadas por otros miembros de la familia Benlliure.

Casa Museo Benlliure

En la Casa Museo Benlliure de Valencia podemos contemplar, entre otras, las obras de la familia Benlliure, entre los que se encuentran además de la obra del ya comentado Mariano Benlliure, José Benlliure y Juan Antonio Benlliure.

José Benlliure

José Benlliure nació en Valencia el 1 de octubre de 1855 en la nobleza y acomodada familia de artistas, entre los que se encuentra sus hermanos, el escultor Mariano Benlliure y el pintor Juan Antonio.

Carrera artística de José Benlliure

L’oncle Andreu de Rocafort, Josep Benlliure Gil, Museu de Belles Arts de València.

José Benlliure comenzó a cultivar sus estudios artísticos cuando solo tenía 12 años, pues tanto a él como a sus hermanos, el hecho de haber nacido en una familia de artistas les facilitó la decisión y, sobre todo, la vocación, en sus vidas. Al igual que su hermano Mariano, empezó su andadura en el mundo del arte de la mano de Francisco Domingo Marqués.

Y siguiendo los pasos familiares, pasó por Madrid, donde vivió hasta 1879 y desde donde viajó a Roma para dirigir personalmente la Academia Española de Bellas Artes, entre los años 1903 y 1013.

También fue miembro de las Academias de San Fernando de Madrid, de San Carlos de Valencia y de las academias italianas de San Lucas de Roma y de la de Brera de Milán y de Múnich.

Durante las Exposiciones Nacionales de 1876 y 1878 consiguió la medalla de bronce en ambos campeonatos. Pero, sin lugar a dudas, una de las experiencias que más influyó en su obra fue la temporada que pasó viajando por Marruecos y Argelia, en la que se impregnó de los estilos artísticos de sus culturas para luego plasmarlos en óleo.

José Benlliure Obra

El tío José Villar del Arzobispo, Josep Benlliure Gil, Museo de Belles Arts de Valencia.

Su particular estilo se caracteriza por ser costumbrista en el que refleja una buena parte del testimonio de su tierra natal, Valencia, durante la segunda mitad del siglo XIX.

Y aunque en sus inicios la dicha pintura costumbrista fue protagonista de todas sus obras, más adelante y bajo la influencia Domenico Morelli, pintor italiano, fue aconsejado para aumentar la extensión de su obra, y de esta transformación artística salieron obras como ‘San Vicente Ferrer predicando sobre el juicio final’ y ‘La visión de Coloseo’.

Los lienzos de José Benlliure son reconocibles precisamente por la popularidad de los personajes que en ellos aparecen, como es el calo de ‘El Tío Andreu de Rocafort’ o ‘El Tío José de Villar del Arzobispo’.

Sacerdote revestit, Josep Benlliure Gil, Museo de Belles Arts de Valencia.

Otras de las temáticas que no descuidó fue las obras religiosas, en las que es común apreciar Monaguillos y retratos de personajes eclesiásticos como en la obra ‘Sacerdote revestido’ en la que aparece el Cardenal romano de la época.

Y dentro de esta misma temática, pero en una línea más simbólica que evoca la fantasía y que puede apreciarse en la obra ‘La barca de Caronte’.

Y con este tinte espiritual y religioso también pintó varios cuadros como ‘Oyendo misa o Misa en a la Ermita’.

El pinto obtuvo gran cantidad de galardones y reconocimientos internacionales como es el caso de la medalla de Isabel la Católica y la Legión de Honor Francesa.

En su faceta como ilustrador de obras literarias es posible destacar ‘Poverello de Asís’ del Padre Torró, y ‘La Barraca’ de Vicente Blasco Ibáñez.

A principios de la década de los 30 José Benlliure fue reconocido hijo predilecto de la capital del Turia, su ciudad natal.

José Benlliure murió el 5 de abril de 1937 en su Valencia natal a los 82 años. Tras su muerte, tanto su casa como su estudio fueron convertidos en museo, el conocido hoy en día como la Casa Museo Benlliure. En el mismo puede hallarse tanto muebles y objetos propios del siglo XIX, y diferentes obras de la familia de artistas.

La visión del Coloseo. El último Mártir (1885) José Benlliure Gil (Museo del Prado).

Óleo sobre lienzo

  • El descanso en la marcha (1876)
  • Palique y Trago (1878)
  • Cardenal (1880- 1885)
  • La visión del Coloseo. El último Mártir (1885)
  • La vidente (1917)
  • Autorretatro (1917)

Juan Antonio Benlliure

Juan Antonio Benlliure nació el 22 de octubre de 1860 en la ciudad de Valencia, siendo el mediano de los hermanos Benlliure, familia de artistas de la que también hereda la vocación, precisamente de su padre pintor decorador.

Juan Antonio Benlliure se apoyó, sobre todo, en su hermano José para aprender a manejar el pincel. Si bien, no alcanzó la misma soltura que este, explotó a fondo la paleta de cromatismos y sus matices. Así, solo con catorce años se fue a vivir a Madrid junto a su hermano José Benlliure, quien previamente había montado allí un taller de pintura.

El transcurso de los meses que vivió en la capital le sirvieron no solo para perfeccionar su técnica, sino también para codearse con grandes maestros de la pintura contemplando sus obras. Y así fue como poco a poco fue asentando su formación artística.

Autorretrato Juan Antonio Benlliure. Museo del Prado

Pero la etapa española llegaba a su fin, y de la mano de su hermano y maestro José, se marchó a vivir la aventura italiana del arte y de paso para internacionalizar su obra. Y para ello comenzó practicando asuntos de género que por aquel entonces comenzaban a tener muy buena acogida entre el público.

No obstante, la intención más potente en ese momento de Juan Antonio Benlliure era la de consolidar su pintura en España, su país natal. Por ello también se presentó a la Exposición Nacional de Madrid con su cuadro ‘Por la patria’ en la cual se podía ver explícitamente plasmada la dolorosa misión de un soldado de informar de la muerte de un compañero a la familia de este.

Un tema si bien de carácter narrativo y conmovedor que se alejaba de las escenas de los cuadros de historia habituales en los que se ensalzaba el carácter heroico. Y, además, al desmarcarse resaltándola emoción y crueldad de la vida se ganó a un público más propenso a ensalzar este tipo de emociones.

En 1887 obtuvo una segunda medalla con la obra ‘Muerte de Alfonso XII’ (El último beso), al patinar si bien en una obra que, aunque encantó al público, dejó al descubierto una composición nítida, en la que dificultades tanto en la ejecución como en la composición no pasaron desapercibidas ante un jurado inclemente.

También Juan Antonio Benlliure se hizo con la segunda medalla cinco años después con la obra ‘Una pecadora’. Y aunque recibió diferentes condecoraciones, no llegaron a culminar sus propias aspiraciones como artista.

Y es que ya llevaba un tiempo queriendo especializaren en los retratos pues dada su cuidadosa ejecución este estilo de pintura le iba como anillo al dedo. Es más, este género concretamente comenzó a revalorizarse durante el siglo XIX.

Así que todo esto unido a su buen hacer y a una creciente demanda le brindaron la oportunidad de mantener una importante producción, rodeándose en poco tiempo de una clientela de clase social predilecta como aristócratas y personajes políticos.

Y así fue como Juan Antonio Benlliure llegó a definir su estilo, caracterizado por la delicadeza y por ser altamente descriptivo. Debido a ello también se alzó con la realización de numerosos retratos femeninos en los que se hizo especialista.

En la década de 1900 su estilo comenzó a modernizarse mostrando si bien una mayor sencillez en sus retratos, empleando figuras a medio cuerpo en entornos más bien asépticos, sin perder en ningún momento su cualidad más destacada que era la descriptiva, quedando marcado su alta representación en cuanto al retrato decimonónico y siendo testigo de una generación.

Juan Antonio Benlliure Obra

Entre los numerosos retratos que integran su obra y que realizó a su familia es posible nombrar:

  • Retrato de J. F. Allende Salazar
  • Retrato de la Infanta Isabel
  • Retrato de la Reina Victoria Eugenia
  • Retrato de Amalio Gimeno
  • Retrato del Doctor Moliner
  • Retrato de Menéndez Pelayo
  • Retrato de la Marquesa de Villalba.

Además, es posible destacar a su vez los frescos de la Ermita de San Antonio de la Florida que se conservaron durante varios años. Juan Ant0nio Benlliure falleció en la capital de España el 28 de junio de 1930.

 

Obra Mariano Benlliure

Estatua de Diego López V de Haro (c.1250-1310), que fue señor de Vizcaya y mayordomo mayor y alférez del rey Fernando IV de Castilla. La estatua, que es obra de Mariano Benlliure, se encuentra en la Plaza Circular de Bilbao, (Vizcaya).

En cuanto a su obra, podemos señalar que Mariano Benlliure dio un giro estético a este movimiento liberando a la escultura típica española de los aspectos idealistas que desde la época del Romanticismo todavía seguían vigentes.

En ese sentido podemos afirmar que su estilo marcó un antes y un después, así como un cambio en la creación artística.

Su obra contiene un especial sentido narrativo, de tinte minucioso y realista, lo cual nos lleva a apreciar un detallismo exagerado en cuanto a lo pictórico.

Y su delicado estilo no acaba aquí, ya que esta forma de tratar el arte tan minuciosa lo lleva a una enorme preocupación por captar el movimiento y el dinamismo de la vida, como en un efecto transitorio.

Respecto a las temáticas que se reflejan en sus obras, desde muy joven Mariano Benlliure sintió especial interés por temas populares como el toreo, las bailadoras y el mundo gitano, que reflejó en ‘El accidente’, ‘Las víctimas de la fiesta’ y ‘Coleo’.

Sus preferencias siempre estaban entre el retrato y los monumentos conmemorativos, de hecho, la primera medalla que llegó a él fue gracias a la imagen del pinto Ribera en el año 1887.

Y en cuanto a monumentos destacables en su obra, podemos nombrar el de Isabel la Católica y Colón que datan del año 1892 y se encuentran en la ciudad de Granada. Ambos dos son muestra directa de los criterios narrativos nombrados tratado con mucho detalle.

No obstante, la obra que verdaderamente dio un giro a su carrera con una innovación espectacular fue la figura de ‘Antonio Trueba’ en la cual se aprecia perfectamente cómo Benlliure se lanza a representar la cotidianidad mostrando a la persona sentado en un banco y con aspecto y postura desenfadadas. Esta escultura puede encontrarse en Bilbao.

Y precisamente con esta excelente novedad, Mariano Benlliure fue premiado con la medalla de honor en la Exposición Nacional de 1895. También en Bilbao puede encontrarse la escultura de Diego López de Haro.

Y en Madrid la estatua de la reina María Cristina, la reina Bárbara de Braganza y la del conocido Emilio Castelar. No obstante, no solo en España se haya su obra, pues su cruzamos el charco en Lima (Perú) puede visitarse la estatua del general San Martín y en Panamá la del general Simón Bolívar.

Y si volvemos a Europa, en Roma, ciudad en la que recordemos recibió una intensa formación encontramos la escultura del Beato Juan de Ribera del año 1896, en la que no deja de lado su característica minuciosidad a pesar de haber sido un encargo con exquisitas exigencias.

Pero, sin lugar a dudas, las esculturas que alcanzaban mayor nobleza siempre fueron las esculturas ecuestres (escultura sobre un caballo) entre las que se pueden destacar dos que actualmente se encuentran en el parque del Retiro de Madrid, y son la de Alfonso XII y de la del general Martínez Campos.

Esta última se conoce por ser una estatua antiheroica que muestra un espectacular realismo, en la que puede apreciarse cómo el jinete, capote al cuello, cabalga fatigoso mientras que el caballo se representa en una posición estática rascándose. Y también puede destacarse la escultura del general Primo de Rivera que puede visitarse en Jerez de la Frontera (Cádiz).

Su extensa y versatilidad producción artística le llevó no solo a cultivar diferentes géneros sino a alcanzar una elevada popularidad prestándose así a la realización de diferentes encargos procedentes tanto de Madrid, como del resto de Europa y América.

Otros de los monumentos tipo de cultivó fueron los funerarios, entre los que cabe destacar el mausoleo de Sagasta y Canalejas, que se encuentra en el Panteón de los Hombres Ilustres de Madrid; o bien el del tenor Gayarre, que yace concretamente en el cementerio de Navarra, y que destacan por su barroquismo tanto en materiales como en su propia composición.

No obstante, hacia el sur de España, en concreto en la provincia de Andalucía, se encuentra el mausoleo más popular que es el de Joselito.

No podemos olvidar destacar que en la figura de Mariano Benlliure y en su obra, también puede apreciarse con el paso de los años un cierto modernismo que se aprecia en diferentes esculturas, casi todas ellas de carácter decorativo y que pertenecen al grupo alegórico que se encuentra en el edificio de La Unión y el Fénix.  El 9 de noviembre de 1947 falleció Mariano Benlliure en su casa de la calle Abascal de Madrid a los 85 años.

Obra civil y funeraria de Mariano Benlliure

Obra religiosa de Mariano Benlliure

CABRA (CÓDOBA)

CALANDA (TERUEL)

CARTAGENA

CREVILLENTE

  • Nuestro Padre Jesús Nazareno, 1944.
  • María Magdalena, 1945.
  • Virgen de los Dolores, 1946. Cofradía Virgen de los Dolores. La imagen está expuesta al culto en la Iglesia de Nuestra Sra.de Belén de Crevillent.
  • Santísimo Cristo de Difuntos y Ánimas, 1946.Las Tres Marías y San Juan, 1946. Uno de los más bellos grupos escultóricos procesionales,
  • Santísimo Cristo Yacente, 1946.
  • Entrada de Jesús en Jerusalén, 1947. Última obra realizada por el genial artista valenciano.
  • San Juan de la Tercera Palabra de la Cruz, 1947. Adquirida por la familia de D. Vicente Martínez Mas y su esposa Dña. Encarnación Carreres a los herederos y colaboradores del artista, confirmando la autoría de Benlliure.
  • Nuestra Señora del Rosario, 1945 (patrona de Crevillente).

CUENCA

  • Alegoría de la Fe y de la Esperanza, Catedral de Cuenca

HELLÍN (ALBACETE)

  • Cristo Yacente(1942)

MADRID

  • El Divino Cautivo, 1944. Real Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Ntro. Padre Jesús Divino Cautivo. [3]
  • Virgen de Gracia de San Lorenzo de El Escorial. Hermandad de Romeros de La Virgen de Gracia. San Lorenzo de El Escorial.

MÁLAGA

VALENCIA

SALAMANCA

ANDÚJAR (JAÉN)

ÚBEDA (JÁEN)

VILLANUEVA DEL ARZOBISPO (JAÉN)

  • Santísimo Cristo de la Veracruz, año 1942. Esta imagen es el patrón de la ciudad y se venera en el Templo de la Veracruz.

VILLANUEVA DE LA SERENA (BADAJOZ)

  • Nuestra Señora la Virgen de los Doloresfechada en 1943, es la imagen titular de la Cofradía de Nuestra Señora la Virgen de los Dolores y la única en Villanueva de la Serena que procesiona bajo palio.

ZAMORA

  • El Descendido, 1879. Grupo escultórico que desfila la tarde de Viernes Santo en la Real Cofradía del Santo Entierro.
  • La Redención, 1931. Grupo escultórico que sale en la madrugada de Viernes Santo en la Cofradía de Jesús Nazareno (vulgo, “Congregación”)

JÁTIVA (VALENCIA)

  • Virgen de la Seo o Mare de Déu de la Seu, 1943.

Villanueva de los Infantes Ciudad Real

  • Cristo Yacente “El sepulcro”, parroquia San Andrés Apóstol.